02 octubre 2010

Increible

Es increíble verte acostada en mi cama, a veces mirandome, a veces mirando el cielo.

Es increíble verte revoleteando en mi vida, es increíble mi vida; es increíble, mi vida. Mi cama huele a tí, mi casa huele a tí, mi cuerpo huele a tí, mi vida huele a tí.

Son increíbles las ondas de tu pelo, enrolladas en tu dedo, enredadas en mis dedos, tapandote la cara o tapando la mía. Son increíbles, como sea.

Eres increíble completa desde el talón a la cien, y mas arriba, y mas abajo, eres increíble cuando ríes, cuando estas seria, cuando lloras, hasta cuando me gritas con vos chillona de katita.

Eres increíble a las 2 de la tarde, a las 5, a las 7:45, y mas aún a las 5 de la mañana; de lunes a viernes, los sábados, y especialmente los domingos.

Son increíbles tu boca, tus labios y tus ojos, las plantas de tus pies, la línea de tu cintura y las estrellas de tu espalda, ahí donde me llevas cada noche. A las estrellas.

Eres increíble, como te vea. Simplemente increíble.

Y mas increible es, que estés aquí conmigo.

No hay comentarios.: