12 abril 2006

Letras grises

Ayer leí algo escrito hace mucho tiempo. No puedo decir que me molestó, pero si trajo a mí algunos sentimientos desagradables, envidia, un poco de celos. Al fin y al cabo soy hombre.

En letras grandes, grises, sobre un fondo morado, es por mucho, lo mejor que ha escrito. Y no fue para mí. Sin embargo yo lo leí antes que el.

Y a pesar de que lo que dice ahí ya no va a ser, al menos no con el, no puedo mas que envidiar que en su momento halla querido eso, que halla sentido eso.

A fin de cuentas, esa página de power point, con lo mejor que le he leído, con palabras que no le he escuchado, será por siempre un fantasma del pasado. Una de las pocas desventajas del conocimiento absoluto.

Si pudiese regresar en el tiempo, al momento en el que me envió ese archivo, lo volvería a leer por primera vez, le volvería a decir que está hermoso, y le volvería a sugerir que se lo envíe. En resumen, no cambiaría nada.

El piso donde estamos parados, fue construido con tiempo y con mucha pero mucha confianza, y en ella se incluyen detalles de este tipo.

Ella también sabe las cosas que he hecho por otras personas a quienes he querido, y tal vez, solo tal vez, entre otras cosas, ella está conmigo ahora por que desde antes ya sabía cómo soy capaz de querer.

1 comentario:

dK dijo...

Compa, hay cosas en la vida que es mejor vivir una sola vez.