09 marzo 2006

De nuevo

Ayer viniste a visitarme maldita puta.

Mientras te miraba entraste a mi cuarto y con los ojos entrecerrados y una entupida expresión te sentaste en la cama donde estaba acostado, la cara te brillaba de la satisfacción que sentías al ver como estaba. Temblando de miedo.

Con el tono mas cínico y grotesco que existe preguntaste: ¿como estas?, – No te importa – te dije. – deberías estar muerta, después de las setenta puñaladas en la nuca que te propiné –. Fueron sesenta y ocho o sesenta y nueve. No lo recuerdo bien.

Te reíste de la barrera de los dos meses, de la despedida que te di junto al dos mil cinco, te mofaste del tercero de mis propósitos. Con tres palabras me hiciste la peor burla que me han atestado en toda mi vida: “te lo dije”

Y no te fuiste en toda la noche. Te quedaste pegada a mí mientras dormía, y ahí estabas al despertar, suturada a mis sentidos. Más asquerosa de lo que habías sido en muchos años. Y aun no te has ido.

Solo quiero que te vayas…
Solo quiero matarte…
Maldita soledad.

5 comentarios:

Enid dijo...

q tal, al principio pense que hablabas de la cruda jeje, buen post, buen blog
saludos

flacoman dijo...

Jeje, pareciera, pero no. Hablo de otra cosa.

Bienvenida!

Licenciada dijo...

hablas de la Tiffany otra vez verdad?

PaTTy dijo...

SIPI todo indicaba que era la cruda... jejej
Saludos otro paisa

flacoman dijo...

Lic: Nah usted siempre con sus ideas raras mi lic jejejeje nada de tiffany, a ella ya la olvidé jejeje

Patty: jejeje bienvenida, y nop, no es la cruda. No tomo (hoy).