10 agosto 2005

Memorias

Siempre he tenido mala memoria, (no recuerdo bien, pero creo que ya lo habia mencionado en este congal).

Tengo muy pocos recuerdos de mi infancia, la cual no fue divina, pero al menos no tuve unos padres golpeadores ni tengo algun trauma que no halla podido superar.

Recuerdo que de chavito venia mucho a mi casa el vecino de enfrente, un niño ojon llamado “Joselo”, su abuelo siempre le cantaba: celo – joselo – joselooo con la tonadita de la bikina, a su nieta Tania le cantaba: tania – tatania – tataniaaa y a su hija Malala le cantaba: lala – malala – malalaaa… creo que al viejito le gustaba la bikina, y creo que no se sabia la letra.

A tres o cuatro casas vivia don Rutilio, un viejito bonachon que no salia mucho a la calle, mi hermano le decia “don ruquilio”

Mi abuelo paterno tenia una carniceria, recuerdo que de ves en cuando me decia que le limpie la mesa, era cuestion nomas de pasarle un trapo, supongo que podria hacerlo el, pero era el pretexto para darme diez pesos, que en esa epoca valian oro, me compraba un helado, sabritas, refrescos e invariablemente un duvalin.

Hablando de duvalin recuerdo que una ves en la primaria me gasté la lana que me dio mi viejo en figuritas, el se encabrono y dejo de darme dinero para ir a la escuela; a cambio, cuando regresaba de ella me daba dos varos pa comprarme mi duvalin. Un dia no se por que razon no me dio esa lana y me puse a llorar, desde eso, cada ves que se le acordaba mi viejo me cantaba “si no me dan duvalin lloro…” con el tonito de aquella cumbia que dice “si no me dan de beber lloro…” chale, no estoy muy orgulloso de esa anécdota.

Mi viejo cuando llegaba pedo a la casa (si estaba de buenas) se ponia a jugar luchitas con nosotros, el era “super muñeco” y nosotros “el santo” o “blue demon” o quien sea, mi mama nunca jugaba, por obvias razones. Una noche mi padre agarro a mi jefa para obligarla a que juege y ella se le monto en la espalda y le empezo a jalonear el pelo, mi padre entre su peda le pregunto: “¿y esta llave como se llama?” y mi madre le respondio: “la chinga tu madre” jejeje hasta la fecha cuando recuerdo esta escena junto con mi hermano nos cagamos de la risa.

Hubo un lapso de tiempo en el que el era todo para mi, el recuerdo mas viejo que tengo es que no se como me subi a una escarpita como de 10 centimetros de alto y no me podia bajar, entonces empece a gritar “caac!! caaac!!! caaaac!!” para que mi hermano (Isaac) viniera a rescatarme. Y lo hizo.

Cuando mis padres se separaron le preguntaron a Isaac con quien queria quedarse, y el dijo “yo me quedo solo”, ya era mayor de edad y podia tomar esa decisión. Cuando me preguntaron lo mismo respondi sin dudar “con mi hermano”. Hoy responderia lo mismo.

Mi sobrino esta hermoso, ya platico con el; le digo: “¿que paso chavo?” y el me dice hablando susurradito como siempre: “hay ta hay ta”, - “¿como has estado chaparrito?” – “hay ta hay ta” siempre apunta con su dedito y dice: “hay ta…” A cada rato le digo “gatiiitooo” con vos chistosa, y el se rie “jjjjjjjjjjj” haciendo gargaritas.

Esta muy chavito todavía para recordar, pero cuando tenga mi edad, si llega a tener un recuerdo mio de ese tipo, entonces mi vida habra valido la pena.

2 comentarios:

S.S. Ink Tank dijo...

Gracias por la visita. Y de acuerdo nos estamos leyendo...



Saludines...

Guffo Caballero dijo...

Chingao, ya se me olvido qué iba a poner... Saludos, buen fin de semana, que lo disfrute.