08 agosto 2005

Conjuntivitis

Si yo fuera un excelente director de cine, si trabajara en hollywood y si tuviera algunos (muchos) millones de dólares de presupuesto, haría una película.

Y tu, si tu, querido lector, que llegaste a este congal vanamente buscando en google un medicamento eficiente para la conjuntivitis, lamento decirte que aquí no vas a encontrar tal, pero a cambio vas a encontrar una recomendación de un excelente libro.

Supongo que nadie que lea esto vio un documental llamado “Red Rose” de Stephen King, una película muy larga pero en ningún momento aburrida, que narra la historia de una casa embrujada, pero sin energía psíquica, la cual es alimentada por una pequeña niña autista, telequinetica, precognitiva e inocente, quien es llevada junto a una parapsicóloga y un grupo de gente con poderes mentales (no tan grandes como los suyos) para tratar de reanimar la casa. Supongo que nadie que lea esto y que haya visto ese documental habrá brincado del susto cuando el cadáver de la gorda madre de un gordo idiota apareció de repente por el ducto de ventilación. Supongo que nadie que halla brincado del susto después de ver una vieja gorda con la cara pudriéndosele le ha mentado la madre a la televisión, ha puesto pausa y ha salido un ratito a la calle para que le de un poco de aire fresco, supongo que a nadie mas le ha pasado esto, bueno a fin de cuentas nadie mas que yo lee lo que escribo.

La historia del libro es un tanto similar, trata de una niña con poderes mentales heredados de sus padres. Charlie McGee tiene un enorme sentido de la intuición, es medianamente precognitiva, un tanto telequinética e increíblemente piroquinética. Es capaz de vaporizar el plomo de una bala que décimas de segundos antes había sido disparada hacia su cabeza, es capaz de hacer que un auto vuele por los aires al reventar su tanque de gasolina, que los neumáticos, las puertas, los cristales, y todo el contenido del auto se derritan mientras vuela, y caiga al suelo en forma de una masa amorfa que nadie podía asegurar que en algún momento fue un auto… y el conductor? Bueno cuando apenas el carro estaba elevándose ya estaba sin cabeza…había explotado como resultado de que su cerebro pasó de veintisiete a treinta mil grados centígrados en menos de un segundo.

Pero no es mala, eso solo lo hizo por que esa gente le arranco una por una las uñas a su madre para que les dijera su paradero, y a su padre, bueno no quiero arruinarles la lectura.

Si creía que Stephen King es un maestro, me retracto, realmente es un genio. Me tuvo todos estos días sin poder dormir por estar leyendo su libro, y cuando lo terminé, seguí buscando en las paginas en blanco que tiene al final y solo pude ver los ojos de Charlie y una que otra gallina explotando, y un lago evaporándose para evitar que la niña se autocombustione.

Y a ti, mi muy estimado lector, no te sugiero, te ordeno que en este momento agarres tu bicicleta y vallas a la librería mas cercana a comprar el libro (lo hago aplicando un ligero “empujoncito” – chiste local que no vas a entender hasta que leas el libro – como lo haría Andy McGee) y faltes a tu trabajo el tiempo que sea necesario hasta que termines de leerlo, bien puedes decirle a tu jefe que te dio conjuntivitis (lo cual va a resultar totalmente creíble cuando llegues a trabajar con los ojos rojos por no dormir).

Por eso tu, querido lector, tu que eres un excelente director de cine, tu que trabajas en hollywood, tu que tienes muchos millones de dólares de presupuesto, tu que entraste a esta pagina porque tu hija tiene conjuntivitis e intentaste vanamente buscar en google un medicamento eficiente para curarla, tu debes hacer una película. Y esa película debe llamarse “Ojos de fuego”.

8 comentarios:

Guffo Caballero dijo...

Carnal, te recomiendo las películas de Dario Argento, sobre todo la de Rojo Profundo. Yo también haría una película si tuviera mucha lana, snif. Buen inicio de semana.

: : ~ dijo...

Acabo de despertar, y tras leer 2 veces lo que escribiste, no entendí por qué si hicieron un documental en el que hasta se tomaron la molestia de asustarte con el cadáver de una gorda, no se siguieron e hicieron completa la película. Y sí, te leen Guffo, Moon, yo y toda la bola de la inteligencia estadounidense. Así que no te quejes de que no tienes público.

Acepto de buen término la orden, ya que coincide con mi misión. Si en promedio un mexicano lee 2 libros al año (según referencias que encontré a la unesco), entonces yo puedo ayudar a que el nivel del país mejore leyendo no solo 3 libros por año, sino los 3 libros que le corresponderían al vecino, a la tia, al primo futbolista, a la señora de la peluquería, etc. Así que voy a comprar esa mae.

flacoman dijo...

Esta ud equivocado, el documental es una pelicula, llamada "Red Rose" basado en el libro "Red Rose" de Stephen King, el libro que leí se llama "Ojos de Fuego" de Stephen King, para el cual estoy buscando algun director de hollywood con presupuesto para que haga su pelicula.

Victoria Moon dijo...

A chinga! Estaba buscando el internet la definicion de "conjuntivitis" y mira donde vine a dar, jaja.
Si tuviera mucha lana escribiria mi propia novela y la haria pelicula. Que tal esa?

: : ~ dijo...

Ah, ahora entiendo. Pensé que Red singnificaba Ojos y Rose, De fuego. La verdad Stephen King es probablemente el más grande terrorista literario, aunque me gusta más el estilo de Lovecraft: el terror de lo crasamente infinito, del mero espacio y la mera materia. Mejor leo a los dos.

flacoman dijo...

Jeje muy bien Miss Moon, me invitaria ud a participar en su pelicula, digamos... en el papel principal? :P

Señor crocuta, hay le paso algunos cuentillos de Lovecraft, y si lo desea tambien le preto el libro.

Lex dijo...

Lo malo, Flacoman, es que pocas veces las películas basadas en cuentos o novelas de Stephen King son precisas, les falta fuerza a los personajes, etc. Y por cierto, alguna vez se hizo una película basada en "Ojos de fuego", con Drew Barrymore. Aquí mero http://www.imdb.com/title/tt0087262/

flacoman dijo...

A pos fijate lex, esa no me la sabia, voy a ver si puedo rentarla o algo asi, y si, tienes toda la razon, casi nunca las peliculas las hacen precisas con respecto al libro, excepto la que menciono en el post, en la que stephen king participo activamente.