22 junio 2005

Me conformo

Me conformo con la migaja de pan que cae de sus manos, la sonrisa que guardas cuando tiene mala cara; dame la palabra que no pudo huir al tapar con sus labios los tuyos y la gota de sudor que no escapó de tu piel en algún momento de insatisfacción.

Obséquiame un segundo, coño un pinche segundo, en el que sepa que eres mía, aunque que por el resto de tu vida seas de él. Solo un puto segundo, prometo que en mis brazos lo sentirás eterno.

No quiero más que una mirada, mirada de comprensión, de afecto, de amor, de deseo, de lo que quieras, pero una mirada para mí y solo para mi, con la que tus ojos se amarren a los míos y que no haya poder legal, moral o religioso que pueda desatarlos.

Solo un poro de tu piel, uno que nadie haya tocado antes. Y resguárdalo para mi, que nadie pueda ni mirarlo, porque me pertenece; y que al besártelo se expanda por todo tu cuerpo para que seas mía entera, aunque sea en el lapso de un segundo.

Es lo que quiero. Nada más. Si me regalas eso veras que con tan poco voy a construir un mundo, del cual no vas a querer salirte ni en sueños.

No hay comentarios.: