29 mayo 2005

Historias macabras

Hace días que, a la hora de irme al trabajo, noto que hay unas extrañas pisadas en el cofre y techo de mi auto, son huellas con un círculo de aproximadamente 60 o 70 milímetros de diámetro, y con tres líneas en una sola dirección...

Esta es una de las historias más tenebrosas que me han ocurrido, aquí se las platico.

Misterios de la chancla presenta:

El felino del diablo

Miércoles 8:30 a.m. -La sorpresa de lo inesperado-

Después de un buen desayuno de fruti-lupis con leche me dispongo a ir alegremente a mi chamba, bueno no tan alegre, pero me dispongo, cuando antes de subirme al auto veo aquellas marcas de pisadas tan extrañas... de que animal endemoniado serían?... serán... acaso de un ocelote?... no, de esos bichos ya no hay por acá... entonces... que criatura demoníaca osa ensuciar con sus mugrientas patas mi auto?

Jueves 8:55 a.m. -El tiempo apremia-

Chingada madre, es bien tarde, voy a llegar tardísimo a la chamba...

Viernes 6:15 a.m. -La víctima-

Salgo como todos los días, y mi sorpresa es mayúscula al descubrir un cadáver a un lado del neumático delantero izquierdo de mi auto... el cadáver de un cauis. Un cauis es un ave muy parecida a lo que todos conocen como un cuervo, y aunque sean genéticamente idénticos, en el resto del mundo es un cuervo, pero en Yucatán es un cauis.

Negro, ensangrentado, con la cabeza casi arrancada y plumas por todos lados. El examen del forense fue totalmente incriminatorio: asesinato. El criminal es un demente, posee garras y filosos colmillos, y lo peor... asesina por placer... a pesar de que el cadáver estaba destrozado, no le hacía falta ni un miembro... el asesino no tenía hambre.

Después de dar cristiana sepultura a la victima (lo metí en la bolsa negra de la basura), me fui a mi trabajo.

Viernes 10:30 p.m. -El grito-

A punto de salir de mi casa, recién bañado, sin rumbo definido, solamente guiado por el hambre y con el olfato alerta a cualquier puesto de dogos que se cruce en mi camino; me subo al auto... y ahí estaba...

Parado sobre el cofre del auto.. volteó a verme, lenta y deliberadamente, como lo hacen todos los felinos del diablo... solamente alcancé a ver dos líneas verdes cortando como con bisturí la oscuridad que me rodeaba... pegué un grito desgarrador y cerré los ojos... cuando los abrí ya había desaparecido.

Con el corazón aun temblando entré corriendo a mi casa, sin hambre, cerré la puerta con doble seguro y apenas alcancé a escuchar un maullido como un grito rompiendo el silencio en toda la privada.

Sábado 8:30 a.m. -La venganza-

Desperté como a las 7:30, bueno, eso de "desperté" es un decir, ya que no pude conciliar el sueño en toda la noche.

Salí a la calle, y fue cuando vi a la bestia dormida plácidamente sobre el cofre de mi auto... era negro, delgado, y rumiaba con sonidos extraños mientras dormía. Pasaron por mi mente 100 formas diferentes de acribillarla en ese momento, pero escogí la mejor.

Me acerque lentamente, armado únicamente con mis manos, si habría de vengarme lo haría por mí mismo, como un hombre lo debe de hacer.

Me encontraba ya a menos de un metro de distancia del asesino, entonces coloque mis manos abiertas, una a cada lado de mi boca y grité lo más fuerte que pude: "EYALEHIJOELACHNGADA!!!"... el pinche gato pego un brinco como de dos metros y se subió por la pared verticalmente quien sabe como chingados, mientras algunos de los vecinos miraban como me quedé en el suelo retorciéndome de risa... jajaja todavía me duele mi riñón jajaja.

Otro caso resuelto por... Misterios... de la chancla.

15 comentarios:

Victoria Moon dijo...

yo pense que hablabas de chupacarbas, jaja.
Chiste rapido:
Quien cuidaba al chupacabras de chiquito?
Respuesta: chu-papa!
Jajajajajajajajaja

MasterBlaster dijo...

es Un CAU no Cauis.

flacoman dijo...

No no no, un cau es otra especie (geneticamente identica)...

sagral dijo...

es un CHANATE

Anónimo dijo...

yo pense qera un monstruo

Anónimo dijo...

ami me paso una cosa igual amigo pero era mi gato

Anónimo dijo...

HOLA NO POS SI ESUBO CHIDO TU GRAN HISTORIA JAJAJAJAJA MU CHA RISA NO...

Anónimo dijo...

esta buenaza tu historia me dio mucha risa

ramon dijo...

hola, estas seguro que cuando escribes estas sobrio? me parece que ultimamente estas fumando de la mala ......que falta de confianza, la proxima llama a los amigos ..y te invitamos de la firme, pues de los que ya no hay......un saludo mi buey

Anónimo dijo...

nooo...esposible pero no te puede asustar cualquier cosa.....

Anónimo dijo...

oye pasala para andar iguales, esta chida tu historia gracias por hacerme reir un rato

Anónimo dijo...

!HA!NO PUES ESTUBO MUY DIVERTIDA TU HISTORIA ME HIZO DIVERTIRME MUCHO GRASIAS

kareen dijo...

esta a todo dar tú y tu historia chaval ojala me mandes alguito a mi correo... demasiada_traviesa@hotmail.com
chau sós super¡¡¡

Anónimo dijo...

no era el cauis, era el caguas te queria pedir para las caguas..

SI quieren sustos mejor jueguen la ouija el dia de muertos ,que chupacabras ni que cauis ni el caguas

Anónimo dijo...

jajajaja hay me hyizo reir mucho tu historia, ese estilo jaja es muy divertido, saludos . José