23 marzo 2005

Soledad

¿Estás aquí soledad?
por que te quedas si no te llamé hoy,
me da mucho miedo que empiece a gustarme tu presencia.

Siempre estás conmigo...
de repente la causante de mi insomnio,
de repente la musa de mis poemas.

¿Tan mala eres soledad?
tan obscura cuando me miras con tus ojos de demonio,
tan reluciente cuando me cobijas con tus alas de ángel.

Estas acabando con mi vida...
llenando cada espacio,
con tu desagradable compañía.

¿Finges dejarme algunas veces soledad?
o solo no me doy cuenta,
pero siempre estás conmigo.

Algo te debo, algo te hice...
algo quieres cobrarme,
con la espada que entierras en mi pecho cada noche.

¿No puedes marcharte soledad?
me obligas a respirar tu aire contaminado,
en mis venas circula el azufre de tu existencia.

¡Ya quiero matarte soledad!
ya quiero estar solo...
por primera vez en mi vida.

No hay comentarios.: